Primera Plana

Noticias de México y el Mundo

Guerra sucia por intereses ajenos vs. 33,700 votos a precandidatos de Redes Sociales Progresistas

3 minutos de lectura

Cancún.- El partido de reciente registro nacional, Redes Sociales Progresistas (RSP) fue víctima de guerra sucia interna, pues grupos de poder al interior que no consiguieron colocar a su “delfín” comenzaron una encarnizada lucha de traición en la que intentan empañar el proceso de selección de candidatos recién concluido y que arrojó más de 30 mil votos estatales para sus precandidatos.

La sorpresa para algunos de los políticos de siempre se convirtió en un susto diarreico, ya que ese partido al que ni siquiera se le consideraba como un contendiente serio, resultó en los hechos ser una opción política viable y bien vista para el electorado quintanarroense.

Según las declaraciones de la dirigente estatal de RSP, Lorena Ribbon, los resultados más altos se dieron en los municipios de Solidaridad y Benito Juárez donde se obtuvieron 13 mil 556 y 15 mil 298 respectivamente.

Estas cifras superan incluso al apoyo ciudadano conseguido por las opciones independientes y es aquí donde se desató la guerra sucia, al menos en el municipio de Benito Juárez, donde uno de los precandidatos al que se le consideraba como el precandidato “del dedazo” fué arrasado por sus contendientes, por lo que en alianza con el dirigente municipal José Luis López Ley optaron por desprestigiar a la dirigente Estatal acusandola de malas prácticas.

Lo cierto es que el dirigente municipal José Luis López Ley, en lugar de utilizar los canales internos del partido para dirimir estas diferencias, optó por el escándalo y desprestigio mediático a través de Facebook al utilizar la página municipal del partido para difundir públicamente su carta acusatoria y carente de evidencias contra la dirigente estatal; además de copiar su publicación a la página Nacional del partido, la página de Yucatán y “curiosamente” sólo para apoyar a uno de los precandidatos, Víctor Hugo Acevedo.

En este punto las “coincidencias” comienzan a tomar forma, y es que el candidato “del dedazo” resulta ser Victor Hugo Acevedo, comunicador, vocero y amigo muy cercano del virtual candidato a la Presidencia Municipal por el partido Fuerza por México, Issac Janix Alanís de quíen religiosamente difunde todas sus transmisiones así como entrevistas, actividad que por lo menos debería de considerarse un conflicto de intereses por parte de Acevedo.

Así mismo en su carta acusatoria, José Luis López Ley se desmarca de haberle solicitado a uno de los precandidatos declinar en favor de Victor Hugo Acevedo, sin embargo, fuentes cercanas aseguran que si se dieron los hechos y que en el ánimo de no dañar el proceso y la imagen del partido se decidió por consenso no tomar medidas legales contra el dirigente municipal, lo que claramente ahora se ve que fue un error.

Tal parece que el apoyo de Janix Alanís era para “empujar” a su amigo a obtener la candidatura de RSP y utilizar sus estructuras obtenidas en la pasada contienda electoral así como durante su actual gestión como regidor y que a su vez Víctor Hugo Acevedo declinara a favor del candidato de Fuerza por México durante la contienda electoral, dejando a RSP fuera de la contienda.

Por lo pronto el desenlace de ésta situación queda en manos de la dirigencia Nacional de RSP que deberá evaluar si aún carentes de evidencias las acusaciones proceden por encima de los 33 mil 766 votos con los que el electorado quintanarroense apoya a esta nueva opción política.

Evidentemente el peso que ejerce la voluntad de apoyo de 33,766 votantes en quintana Roo pasa por encima de cualquier interés personal por lo que sin duda se ratificarán los resultados obtenidos por cada precandidato.

La abuela decía… se vale llorar.

Derechos Reservados Primera Plana 2020 | Newsphere por AF themes.