Agresión de secretario estatal detona intolerancia del Senador, ambos dejan mal parado al Gobernador.

Dice el dicho popular “Tanta culpa tiene el que mata a la vaca como el que le agarra la pata” y así mismo se aplica al penoso incidente que se dio este domingo al finalizar un desayuno con motivo del 43 aniversario del nacimiento del estado de Quintana Roo.

Al parecer la provocación del Secretario Estatal Julián Ricalde Magaña en la que cayó el Senador Félix González Canto no concuerdan con el llamado que hizo el Gobernador Carlos Joaquín el pasado 30 de Septiembre cuando dijo:

“Siempre he sido hombre de Paz, busquemos la tranquilidad y prosperidad de #QRoo con honestidad y total respeto a la ley. NUNCA la violencia”

De tal modo que aun cuando la opinión popular en las redes sociales festeja los golpes propinados por el Secretario Estatal Julián Ricalde magaña al Senador González Canto, políticamente el hecho no es tan festejable y en todo caso esta provocación del funcionario estatal evidencia una gran falta de respeto al gobernador, así como a un evento oficial de máxima etiqueta como lo es el aniversario de la creación del Estado.

Sobra decir que el Senador Félix González también exhibió una falta de oficio político ya que no debió caer en el juego de Ricalde ni tampoco debió buscar el reclamo a su agresor, al menos no en ese escenario.

Ricalde Magaña en el mensaje el Secretario Estatal incluyó una imagen en la que aparece González Canto estrechando la mano del actual gobernador Carlos Joaquín. En la descripción del mensaje Ricalde Magaña refiere a un noble y un villano, así como a un prohombre y un gusano.

El tuit fue tan inapropiado e inoportuno que el mismo secretario de gobierno del estado Francisco López Mena le indicó al Secretario Estatal que lo borrara acatando este último la orden de inmediato, sin embargo el daño estaba hecho, ya que al mensaje se citó directamente al diario en línea Noticaribe quien a su vez “re-tuiteo” a sus miles de seguidores, entre ellos el mismo Senador González Canto.

Cuando concluyó el desayuno y los asistentes se disponían a retirarse, González Canto se acercó al lugar donde se encontraba Ricalde Magaña y se suscitaron las agresiones físicas entre ambos servidores públicos.

Así las cosas, el gran afectado por este vergonzoso acontecimiento fue el mismísimo Gobernador del Estado que una vez más ha sido puesto en entredicho por uno de sus propios colaboradores atacando sus discursos y mensajes anti revancha y violencia.

Solo quedaría una pregunta al aire, habrá reprimenda del ejecutivo estatal al secretario provocador, o se seguirá perdiendo poder aplicando la política del no pasa nada.

You may also like...