Al Rebasado Remberto, le tiembla la mano en seguridad pública

Cancún la joya del Caribe, alguna vez fue un verdadero paraíso pero hoy se convierte apresuradamente en un infierno de corrupción y delincuencia emulando los pasos que derribaron la gloriosa imagen del otrora bello puerto de Acapulco.

Incapaz de enfrentar y mucho menos combatir el tsumami de violencia que azota a Cancún, el presidente municipal de 29 años Remberto Estrada, opta por ignorar la magnitud de los hechos y continuar “gobernando” como si la paz y la normalidad reinara en el municipio a su cargo.

Manteniendo la mirada fija en su proyecto del “Cancún verde de 10” el joven presidente vive rodeado de 35 guardaespaldas y elementos de seguridad y se mantiene al margen de los graves y aparatosos hechos de violencia que imperan en el municipio de Benito Juárez y no se decide a encomendar la seguridad pública a un policía de carrera, manteniendo como encargado de despacho a otro joven simpático, pero sin las tablas necesarias para procurar la seguridad de un municipio tan importante como el de Benito Juárez.

A Remberto ni las balaceras al estilo gangster de chicago, ni descabezados, ni asesinatos, ni asaltos o incendios por cobros de derecho de piso le hacen sonar la campana para tomar acciones concretas para enfrentar la inseguridad.

Ya son seis meses que la seguridad pública de Benito Juárez está a cargo de un elemento más incapaz aun que el propio Presidente Municipal, un encargado de despacho que no cumple con los requisitos de certificación de control y confianza indispensables para cubrir esta vital posición.

Sin embargo, es evidente que la culpa no es del incapaz encargado de despacho de la SSP Jonathan Yong Mendoza, la responsabilidad en realidad recae directamente en el Presidente Municipal que le resta importancia a tomar acción al respecto.

Ante los hechos de violencia que se han registrado diariamente, es innegable que el actual encargado de despacho no da la talla y la ciudad necesita un jefe de policía capacitado, con carrera policial, que cumpla con los requisitos indispensables, así como elementos municipales con los aditamentos mínimos indispensables para trabajar.

Incluso mientras los regidores afines al joven Presidente municipal no emiten crítica alguna, algunos de oposición si han manifestado su inconformidad en este tema:

“Regresaron los viejos esquemas de las casetas cuando no sirven de nada, seguridad pública ve otro Cancún, ven otra ciudad verde de diez que nosotros no vemos, porque en la que vivimos los benitojuarenses la seguridad está en cero, calles vacías, negocios que cierran temprano por la ola de violencia que vivimos”, comunicó Antonio Meckler Aguilera, décimo Regidor.

Mientras tanto, el Presidente Municipal sigue viendo su “Cancún verde del 10” el resto de la población le toca vivir el Cancún de los 10 crímenes por día.

Fuente: Con información de Lucesdelsiglo.com

You may also like...